Acné Quístico: 10 Tratamientos Naturales Que Funcionan

10 Tratamientos Naturales para el Acné Quístico que Realmente Funcionan. ¿Alguna vez te ha salido un brote rojo, grande y doloroso? Estos brotes pueden afectar tanto a los hombres como a las mujeres de edades entre los 8 a 50 años. El rostro es el área de aparición más común y preocupante, pero otras áreas pueden ser el pecho, la espalda, la parte superior del brazo y los hombros. Hablo del acné quístico, el cual es mucho peor que cualquier grano común y corriente — en realidad, es la forma más grave de acné que existe.

¿Qué es el Acné Quístico?

También llamado acné noduloquístico, el acné quístico es una forma intensa de acné que se presenta como quistes y nódulos grandes e inflamados que aparecen en la piel. A diferencia de otras formas de más leves, el acné quístico es notablemente doloroso y se da cuando la grasa y piel muerta se acumulan en lo profundo de los folículos pilosos o poros.

Lee también: ¿Qué es el Acné? ¿Por qué tengo Acné?

El acné quístico es más frecuente en la adolescencia de los chicos jóvenes, pero desafortunadamente, este puede continuar hasta la adultez, en especial cuando existe un desequilibrio hormonal. En cuanto a las mujeres adultas, es común que experimenten el acné quístico durante el ciclo menstrual, especialmente en la línea de la mandíbula y en la barbilla, las cuales son áreas comunes para los brotes incitados por las hormonas.

Accutane - Acne quístico

Accutane – Acne quístico

Los tratamientos médicos comunes para el acné quístico como el Accutane pueden funcionar, pero ha sido vinculado a efectos secundarios realmente graves, como malformaciones congénitas, la enfermedad de Crohn e incluso el suicidio. Es por eso que siempre recomiendo probar tus propios remedios caseros para al acné primero. Estoy seguro que quedarás satisfecho con los resultados.

Una de las mejores y más seguras formas de combatir el acné quístico es abordar la relación entre los intestinos y la piel con el uso de probióticos mediante la comida, los suplementos e incluso el cuidado de la piel. Allá por 1961, un informe de caso descubrió que de 300 pacientes de acné tratados con probióticos, el 80% presentó una mejoría clínica. La idea del uso de los probióticos para la salud no es nueva, pero me alegra decir que está recibiendo más atención en los últimos años. Así que, antes de tocarte la piel y usar tópicos y remedios orales peligrosos, lee y aprende acerca de cómo puedes tratar el acné quístico de forma natural para tener una piel limpia y radiante de nuevo.

Tratamiento Natural para el Acné Quístico

¿Puede uno eliminar el acné quístico de manera natural? Afortunadamente, la respuesta es sí. Hay muchas formas naturales de tratar y eliminar el acné quístico rápidamente. A continuación, los 10 métodos más efectivos:

1. Nada de reventarlos

Hagas lo que hagas, por favor, no intentes reventar el acné quístico o cualquier grano o espinilla que tengas en todo caso. El acné quístico, a diferencia del acné común, no presenta granos “reventables”. Debido a la profundidad de las lesiones por acné quístico, tocarlo o apretarlo será totalmente inútil y puede que solo prolongue el tiempo de cicatrización, de días a semanas. Mientras más toques un grano infectado, mas irritado y desagradable se pondrá. Si tratas de reventar el acné quístico, solo propagaras el brote por debajo de la piel. Además, puedes fácilmente terminar teniendo cicatrices que duren mucho más que el grano, tal vez incluso para siempre. Tres palabras que recordar sobre el acné quístico: ¡Fuera las manos!

2. Ponle Hielo

Puedes poner un cubo de hielo directamente sobre el brote por varios segundos para estrechar los pequeños vasos sanguíneos que avivan el doloroso quiste. El hielo ayuda a disminuir inmediatamente el tamaño y la irritación del dañino acné.

3. Una Saludable Rutina de Cuidado de la Piel

Adopta una simple y relajante rutina de cuidado de la piel que no involucre humectantes pesados y perfumados. Antes de usar humectante cada día, asegúrate siempre de que tu piel este completamente exfoliada y limpia. Una piel libre de grasa y un humectante sin fragancia son una muy buena opción.

Para promover un desarrollo y crecimiento de la piel saludable, intenta usar exfoliantes que sean efectivos pero no abrasivos o muy fuertes. Algunas buenas opciones son el ácido glicólico y las enzimas frutales. Al exponerse al sol, los mejores protectores solares que usar son los protectores completamente naturales para ayudar a reducir el riesgo de cicatrices por acné. Para las cicatrices, un producto con vitamina C puede ser de ayuda. Desafortunadamente, algunas cicatrices producidas por el acné quístico pueden tomar meses en sanar, pero no pierdas la esperanza.

4. Espejito, Espejito

Acné quístico

Acné quístico

Es una buena idea evitar obsesionarte con el acné quístico. Mientras más lo mires en el espejo, más ganas te darán de tocarlo y más pensamientos negativos tendrás, dos cosas que solo te harán verte y sentirte mal. ¡Trata de evitar obsesionarte visual y mentalmente con el acné quístico y asegúrate de pensar cosas positivas que despejen tu mente y tu piel!

5. Tus Toallas y Fundas de Almohada

Algo en lo que tal vez no hayas pensado es qué otra cosa toca tu cara diariamente, como las toallas y las fundas. Para disminuir el riesgo de irritación y sensibilidad, realmente es una buena idea no lavar estos objetos con detergentes y cloro fuertes. En su lugar, puedes optar por productos de lavandería naturales y sin fragancia, como el jabón de lavar casero. También deberías cambiar tus toallas y fundas de almohadas frecuentemente para evitar la presencia y propagación de bacterias, las cuales solo empeoran tu acné.

6. La Dieta del Acné Quístico

Comidas que evitar:

  • Productos Lácteos Convencionales: Aunque no seas intolerante a la lactosa, los productos lácteos convencionales pueden ser pesados para el sistema digestivo. Mucha gente nota una mejoría en su acné cuando reducir o evitan por completo el consumo de productos lácteos como la leche, el queso y el helado. Si quieres averiguar si los lácteos son los culpables, intenta sacarlos de tu dieta por dos semanas y observa si el acné quístico disminuye Si lo hace, entonces sabrás que los lácteos no se llevan muy bien contigo. Puedes elegir entre mantenerte libre de lácteos o reincorporar los lácteos en tu dieta lentamente. Elegir productos lácteos de mejor calidad también es de ayuda. –-
  • Azúcar: El azúcar y otros alimentos con alto contenido glucémico (como el pan y la pasta) pueden hacer que la inflamación en tu cuerpo empeore. Mientras más inflamación tengas, peor será tu acné quístico. Mejor prueba con los edulcorantes naturales. Consumir azúcar y productos a base de granos en exceso pueden avivan la cándida y los hongos en tu cuerpo, aumentando la aparición de acné en tu piel.
  • Cafeína y chocolate: A muchos expertos les gusta decir que no existe una relación entre el consumo de café o chocolate y los brotes de acné. Sin embargo, no hay duda de que el consumo de cafeína tiene un impacto directo sobre el equilibrio hormonal. Particularmente, la sobredosis de cafeína puede aumentar la hormona del estrés, conocida como cortisol. Al reducir o evitar diversas fuentes de cafeína como el café, té y chocolate, puedes equilibrar mejor tus hormonas y mejorar el acné quístico.
  • Alimentos bajos en fibra altamente procesados: Ingerir alimentos que sean bajos en fibra y que hayan sido altamente procesados puede tener un efecto directo y negativo sobre tu salud intestinal, que, a su vez, afecta negativamente la salud de la piel. Cuando comes carnes procesadas como el fiambre; cereales para el desayuno o comidas precocinadas de microondas, un cambio poco saludable ocurre en tus colonias microbianas internas. Esto desencadena la inflamación a lo largo de todo el cuerpo, lo cual puede provocar un brote de acné quístico y empeorar aún más cualquier acné ya existente.
  • Comida rápida frita: Estos alimentos también han sido altamente procesados y son bajos en fibra. Además, contienen varios ingredientes que causan inflamación, tales como aceites hidrogenados, sodio y otros químicos, saborizantes y azúcar.

Alimentos que Consumir

  • Comidas ricas en probióticos: Mientras más sano esté tu intestino, mejor será tu equilibrio de bacterias buenas y malas. Cuando consumes alimentos ricos en probióticos, como el kéfir o los vegetales refinados, los probióticos recubren tus intestinos y crean una saludable barrera sellada que previene la inflamación que puede desencadenar acné. Un estudio coreano hecho a 56 pacientes de acné descubrió que beber una bebida láctea fermentada con lactobacilos redujo efectivamente su total de lesiones por acné y disminuyó su producción de grasa en la piel en 12 semanas.
  • Alimentos ricos en zinc: Las personas con acné tienden a tener bajos niveles de zinc, así que definitivamente querrás aumentar tu consumo alimenticio de zinc al comer cosas como carne de res alimentada con pasto, garbanzos, semillas de calabaza y anacardos para evitar una insuficiencia de zinc. El zinc también promueve una buena salud del tracto intestinal, lo cual mejora la salud de la piel.
  • Comidas ricas en vitamina A: Las comidas con un alto contenido de vitamina A, como la col rizada, espinaca, las batatas y zanahorias ayudan a combatir las infecciones y aceleran la sanación, dos cosas que definitivamente necesitas cuando estas tratando de deshacerte del acné quístico.
  • Comidas ricas en fibra: Consumir alimentos ricos en fibra como los vegetales, frutas, nueces, semillas y avena ayuda a tener un colon limpio y favorece el crecimiento de bacterias buenas en los intestinos, dos cosas que pueden ayudar a eliminar el acné.
  • Alimentos con proteínas de alta calidad: La carne de res alimentada con pasto, el pollo orgánico, la carne de pescado silvestre y los huevos de corral son ricos en proteínas y nutrientes y ayudan a equilibrar el nivel de azúcar en sangre, un aspecto crucial en la lucha contra el acné quístico.
  • Comidas que favorecen al hígado: Ya que las hormonas se procesan en el hígado, consumir alimentos que son favorables para este órgano puede ayudar a despejar el acné. Come más verduras crucíferas como el brócoli y la coliflor, al igual que vegetales de hoja verde y frutas ricas en fibra, como las peras y manzanas, para un mejor funcionamiento hepático.

7. Relájate

Acné quístico: Tratamientos

Acné quístico: Tratamientos

Como todo lo relacionado a la salud y belleza, el estrés solo empeora todo. Busca formas de reducir el estrés en tu vida porque el estrés puede hacer que tu cuerpo libere hormonas que solo agravan el acné. Mientras más relajado estés, mejor estará tu piel. Prueba calmantes naturales como aceites esenciales para el estrés para ayudar a mejorar tu piel.

8. Duerme bien

Dormir bien cada noche puede ayudarte a mejor tu salud en general, ayudando a equilibrar tus niveles hormonales y disminuyendo la inflamación vinculada al acné quístico. Además, durmiendo bien, le das a tu acné un tiempo ilimitado para cicatrizar.

9. Haz ejercicio:

La actividad física frecuente es excelente para el sistema linfático del cuerpo y para desintoxicar el cuerpo entero. También es estupendo para tu estado de ánimo y autoestima, los cuales tienden a estar bajos cuando lidias con el acné quístico.

10. Aceites Esenciales

aceites-esenciales-para-el-acne quistico

Aceites esenciales para el Acné

Los aceites esenciales como el de árbol de té o el de lavanda pueden ser de ayuda al combatir el acné quístico. La mejor manera de usar los aceites esenciales para el acné es aplicar dos o tres gotas tópicamente sobre el área afectada. El aceite de árbol de té y el de lavanda son seguros al aplicarlos directamente a la piel, pero también pueden combinarse con un aceite portador como el de jojoba o el de coco si tiene una piel sensible.

Un análisis científico de la eficacia, tolerabilidad y modos de acción en cuanto al tratamiento del acné con aceite de árbol de té indica que los productos a base de árbol de té reducen la cantidad de lesiones en pacientes con acné, presentan niveles de tolerabilidad que son similares a los de otros tratamientos tópicos y tienen actividad tanto antimicrobiana como antiinflamatoria, la cual se asocia al tratamiento del acné.

Evita la exposición directa al sol cuando trates el acné con aceites esenciales. Los rayos ultravioletas pueden hacer la piel más sensible y pueden provocar irritación y enrojecimiento de la piel. Si usar alguno de estos aceites esenciales provoca irritación en tu piel, no continúes usando ese aceite.

Síntomas del Acné Quístico

Acné vulgaris es el nombre médico del acné común o vulgar. Acne conglobata, o acné quístico, es una forma de acné más severa e infrecuente que se presenta principalmente en los hombres jóvenes, pero esta puede afectar a gente de ambos sexos y de varias edades. Cuando se tiene acné quístico, los poros de la piel se obstruyen con la grasa y la piel muerta y se inflaman. Se convierte en acné quístico cuando el poro se rompe debajo de la piel, causando que la inflamación se esparza por el tejido cutáneo de alrededor. Esta reacción en cadena puede continuar en la piel, desencadenando una mayor inflamación, propagando más bacterias de acné y más brotes. Luego, tu cuerpo forma un quiste alrededor del área para evitar que la inflamación se extienda más.

Los síntomas del acné quístico incluyen:

  • Brotes voluminosos, rojos y dolorosos en la cara, pecho, espalda, la parte superior de los brazos, los hombros y/o los muslos.
  • Nódulos que se ven como bultos rojos y levantados que generalmente no presentan un punto blanco.
  • Lesiones que usualmente se pueden palpar debajo de la piel antes de ser visibles.
  • Más acné visible que produce quistes y nódulos al igual que pápulas y pústulas.
  • Brotes que son dolorosos al tocarlos o incluso sin tocarlos.
  • Autoestima y estado de ánimo bajos y aumento del malestar psicológico, en especial cuando el acné quístico aparece en el rostro.

La apariencia peculiar y única del acné quístico se debe al grave daño hecho a las glándulas sebáceas, el cual causa una intensa inflamación e irritación, y consecuentemente, lleva al enrojecimiento, hinchazón y dolor. El acné quístico es fácilmente diagnosticado por un dermatólogo y no requiere ningún examen especial.

Causas del Acné Quístico

ADN. Acné quístico

ADN. Acné quístico

El acné quístico puede ser causado por (o tiene relación con) lo siguiente:

  • Los genes.
  • Cambios hormonales, incluyendo el síndrome de ovarios poliquísticos.
  • Niveles altos de humedad o sudoración.
  • Obstrucción de los poros, una cara irritada, y los productos para el cuidado del cuerpo.
  • Ciertos fármacos y químicos (por ejemplo, los corticoides, el litio, la fenitoína, la isoniacida), los cuales pueden empeorar o causar erupciones similares al acné.

El acné quístico se da a menudo en las familias (es decir, es hereditario). Si uno de tus padres o ambos tienen acné quístico grave, entonces las probabilidades de que lo tengas son más altas también.

Se da más frecuentemente en los adolescentes varones y hombres jóvenes. Se cree que las hormonas llamadas andrógenos juegan un papel en el desarrollo del acné quístico en los adolescentes cuando hay un aumento de estas hormonas. Este aumento provoca cambios en la piel que pueden dar lugar a los poros obstruidos y el acné.

Sin embargo, el acné quístico no solo afecta a los hombres. En cuanto a las mujeres, los cambios hormonales que desencadenan el acné quístico pueden ser causados por el ciclo menstrual, el embarazo o la menopausia. El acné quístico también es más común en las mujeres que sufren de síndrome de ovarios poliquísticos.

Acné Quístico vs. Rosácea

  • El acné y la rosácea son dos de las condiciones dermatológicas más generalizadas.
  • Puede ser difícil notar la diferencia entre la rosácea y el acné.
  • Durante las primeras fases de la rosácea, el paciente puede notar un gradual enrojecimiento de la piel, a menudo confundiendo estos cambios con el acné, insolación o dermatitis.
  • Las dos condiciones pueden ser confundidas entre sí especialmente cuando se usa el término “acné de rosácea”, una expresión que antes solía utilizarse a menudo para describir lo que ahora se conoce como rosácea (papulopustulosa) de subtipo 2, la cual puede presentar bultos y granos que son similares al acné.
  • La rosácea es un trastorno crónico que se produce principalmente en la parte central del rostro y usualmente incluye enrojecimiento, sofoco, ruborización, bultos (pápulas) y granos (pústulas). La rosácea puede a su vez afectar los ojos y producir una nariz bulbosa.
  • A pesar de que ambas condiciones pueden presentar bultos y granos, las causas y procesos bioquímicos son diferentes para ambas. El acné quístico es el resultado de muchos factores, relacionados a los folículos pilosos, la estimulación hormonal de las células de las glándulas sebáceas, y las bacterias. Por otro lado, estudios recientes han indicado que la rosácea parece estar vinculada a una disfunción del sistema inmunológico natural del cuerpo y por lo tanto, debería ser tratada con agentes antiinflamatorios en vez de agentes antibacterianos.
  • El acné quístico afecta predominantemente a los adolescentes varones y hombres jóvenes a la edad de 20 años (al igual que a mujeres con problemas hormonales), mientras que la rosácea afecta predominantemente a las mujeres de ascendencia del Norte y Este de Europa, en especial aquellas que son rubias y de piel clara. En el caso de la rosácea, las mujeres de entre 20 a 60 años de edad son el grupo epidemiológico predominante.
  • Aproximadamente, la mitad de las personas que sufren rosácea presentan compromiso al ojo, conocido como rosácea ocular, con lagrimeo crónico, resequedad en los ojos, una sensación arenosa dentro de los ojos, descamación en la base de las pestañas (llamada blefaritis) y formación recurrente de orzuelos.
  • Una dieta antiinflamatoria puede ayudar a tratar tanto el acné quístico como la rosácea. Además, cambiar tu dieta para evitar cualquier alérgeno, sensibilidad o irritantes intestinales típicos puede ayudar con ambos problemas.
  • Las personas predispuestas al acné o a la rosácea pueden experimentar brotes como resultado de un cambio en las bacterias intestinales e inflamaciones posteriores.
  • Las señales positivas producidas por los probióticos pueden evitar que las células cutáneas manden mensajes de “ataque” al sistema inmunológico que pueden causar brotes de acné o rosácea.

Comentarios Finales sobre el Acné Quístico

Eliminar el acné quístico y las cicatrices que suelen quedar puede tomar tiempo, pero un enfoque holístico y natural es tu mejor y más sana opción. Una vez hayas eliminado tu acné quístico, prueba mi Mascarilla Removedora de Cicatrices de Acné, para ayudarte a deshacerte de cualquier recordatorio visual de tu batalla contra el acné.

Lidiar con el acné quístico puede ser un verdadero desafío, especialmente cuando este empieza a controlar tu estado de ánimo y autoestima. Es importante hablar o escribir acerca de tus desafíos y tratar de evitar que el acné quístico te defina. Dedica tu atención y esfuerzo a hacer cambios positivos en tu vida, sabiendo que el eliminar el acné quístico es algo que tú controlas y pronto podría convertirse en una parte de tu historia personal que puede forjar tu carácter y conocimiento.

Una vez hayas hecho del acné algo del pasado, es sumamente importante seguir una dieta y estilo de vida saludable, beber mucha agua y mantener una simple y natural rutina de cuidado de la piel. La piel limpia y saludable es un reflejo de una buena salud interna, así que si continuas tomando decisiones saludables diariamente, entonces no tendrás ningún problema para mantener alejado el acné quístico para siempre.

Acne-y-espinillas

Añadir comentario