Causas Del Acné: Los Culpables Definitivos De Tu Acné

Causas del Acné. El acné se produce cuando los diminutos agujeros que están en en la piel, conocidos como folículos pilosos, se bloquean.

Las glándulas sebáceas son pequeñas glándulas que se encuentran cerca de la superficie de la piel. Estas glándulas están asociadas a los folículos pilosos, que son pequeños agujeros en la piel de donde un cabello crece.

Las glándulas sebáceas tienen que ver con las causas del acné, su función natural es lubricar el cabello y la piel para evitar que se reseque. Lo hacen mediante la producción de una sustancia aceitosa llamada sebo.

Cuando hay acné, las glándulas comienzan a producir demasiado sebo. El exceso de sebo se mezcla con las células muertas de la piel y las dos sustancias forman un tapón en el folículo. Si el folículo tapado está cerca de la superficie de la piel, se abulta hacia fuera, creando un punto blanco. En otros casos, el folículo tapado puede estar abierto a la piel, creando un punto negro. Las bacterias que normalmente son inofensivas y que viven en la piel pueden contaminar e infectar a los folículos tapados, causando pápulas, pústulas, nódulos o quistes.

Causas del acné juvenil: La testosterona

Causas del acne

Causas del acne

Entre las causas del acné juvenil o adolescente encontramos el aumento de los niveles de una hormona llamada testosterona, que se produce durante la pubertad. La hormona juega un papel importante en la estimulación del crecimiento y desarrollo de los testículos y el pene en los varones, y ayuda en el mantenimiento de la fuerza muscular y ósea en las mujeres.

Las glándulas sebáceas son particularmente sensibles a las hormonas. Se cree que el aumento de los niveles de testosterona hace que las glándulas produzcan mucho más sebo que lo que la piel realmente necesita.

El acné en las familias

El acné puede ser hereditario. Si tus padres tuvieron acné, lo más probable es que tú también puedas desarrollarlo. Un estudio ha demostrado que si ambos padres tuvieron acné, los hijos son más propensos a tener acné más severo a una edad temprana. También se encontró que si uno o ambos de los padres tuvieron acné adulto, los hijos tienen más probabilidades de tener acné adulto también.

Causas del acné en mujeres

Más de 80% de los casos de acné adulto se producen en mujeres. Se piensa que muchos casos de acné adulto son causados ​​por cambios en los niveles hormonales que muchas mujeres tienen en determinados momentos. Estos incluyen:

  • Períodos: Algunas mujeres tienen un brote de acné justo antes de su periodo. (Las mujeres mayores de 33 años son más propensos a tener espinillas premenstruales que las más jóvenes, según un estudio.)
  • Embarazo: Muchas mujeres tienen síntomas del acné durante el embarazo, por lo general en los primeros tres meses de su embarazo.
  • Perimenopausia: Es la etapa previa a la menopausia (cuando no has tenido períodos menstruales durante doce meses.) Durante la perimenopausia, el cuerpo comienza a producir menos cantidades de ciertas hormonas, esto puede desencadenar un brote de acné.
  • Síndrome de ovario poliquístico: Un problema común que afecta entre el 5 y el 10% de las mujeres, y muchas de ellas sufren durante años sin darse cuenta de que la tienen; puede causar acné, aumento de peso y la formación de pequeños quistes dentro del ovario. Si el acné es acompañado por un crecimiento excesivo del pelo o períodos irregulares, vale la pena consultar con un médico, quien puede hacer un análisis de sangre o una ecografía para determinar si tienes o no síndrome de ovario poliquístico.

Otras causas del acné en adultos

Causas del acne

Causas del acne

Los alimentos ricos en grasa no necesariamente causan acné, pero a continuación enumeramos algunos elementos que pueden agravar un problema de acné existente:

Carbohidratos simples y azúcares: Cualquier alimento que conduzca a un aumento en el nivel de azúcar en la sangre (tales como pasta, pan, y dulces) pueden desencadenar en la piel una respuesta inflamatoria y provocar un brote.

Productos lácteos: Varios estudios han demostrado un vínculo entre los productos lácteos y las espinillas, tal vez debido a las hormonas que están presentes en estos alimentos. Comprar productos orgánicos puede ayudar: los productos lácteos tradicionales pueden proceder de animales tratados con hormonas, por lo que a menudo tienen más hormonas que los criados de forma orgánica.

Chocolate: Un estudio presentado en febrero de 2011 en la Academia de Dermatología de Estados Unidos encontró una correlación entre la cantidad de chocolate que los participantes consumieron (sólo se estudiaron hombres, a fin de minimizar el papel de la influencia hormonal) y el número de lesiones de acné desarrolladas.

Estrés: Si la idea de dejar el chocolate ya te estresa, por favor, relájate! Los expertos dicen que el estrés puede ser una de las causas del acné pues provoca una liberación de cortisol, la hormona que le ordena al cuerpo producir más aceite que obstruye los poros.

Otros factores causantes de acné en general

Otras posibles causas del acné o de pequeños brotes de acné incluyen:

  • Algunos productos cosméticos: Sin embargo, esto ahora es menos común ya que la mayoría de los productos son probados previamente por lo que no causan puntos (no comedogénicos).
  • Ciertos medicamentos, como los esteroides, el litio (que a menudo se utiliza para tratar la depresión y el trastorno bipolar) y algunos fármacos antiepilépticos (utilizados para tratar la epilepsia).
  • Llevar regularmente elementos que ejercen presión sobre una zona afectada de la piel, tal como joyas, colgantes, una banda en la cabeza o hasta una mochila.
  • Fumar es una posible causa de acné en las personas mayores.

Mitos sobre el acné

Causas del acne

Causas del acne

A pesar de ser una de las enfermedades más comunes de la piel, el acné es también una de las menos comprendidas. Hay muchos mitos y conceptos erróneos acerca de las causas del acné:

“El acné es causado por una dieta pobre”. Hasta el momento, las investigaciones no han encontrado ningún alimento que cause acné. Llevar una dieta sana y equilibrada es recomendable porque es bueno para tu corazón y tu salud en general.

“El acné es causado por tener la piel sucia y por la falta de higiene”. La mayoría de las reacciones biológicas que desencadenan acné ocurren debajo de la piel, no en la superficie, por lo que la limpieza de tu piel tendrá poco efecto en tu acné. Lavarse la cara más de dos veces al día sólo puede agravar tu piel.

“Exprimir espinillas, puntos blancos y manchas es la mejor manera de deshacerse del acné”. En realidad, esto podría empeorar los síntomas y puede dejar cicatrices en la piel.

“La actividad sexual puede influir en el acné”. Tener relaciones sexuales o la masturbación no hará que el acné mejore ni empeore.

“Tomar sol, las camas y lámparas solares ayudan a mejorar los síntomas del acné”. No hay evidencia concluyente de que la exposición prolongada a la luz solar o el uso de camas solares o lámparas solares pueden mejorar el acné. De hecho, muchos medicamentos utilizados para tratar el acné puede hacer que tu piel sea más sensible a la luz, por lo que la exposición podría causar daños en la piel, por no hablar de aumentar el riesgo de cáncer de piel.

“El acné es contagioso”. Se ha demostrado que no se puede pasar el acné a otras personas.

13 Sorprendentes Causas del Acné en Mujeres

Tu período no es la única cosa que causa el acné. La revista Cosmopolitan recientemente ha publicado un listado de 13 posibles y sorprendentes causas de acné en mujeres, algunas de ellas también pueden afectar a los hombres. A continuación, el listado completo:

Causas del acne

Causas del acne

1. Te encantan los besos y tu novio tiene una barba. Claro, algunos tipos se ven muy atractivos con una barba (es decir, Ryan Gosling en The Notebook) o incluso una ligera sombra en el rostro, pero el vello facial de tu novio no está haciendo ningún favor a tu cara cuando se trata de brotes de acné. Entonces, ¿qué pasa? Bueno, mientras tú y tu chico se conectan, tu piel suave se frota contra su barba, creando una fricción que estimula la producción de aceite en tu cara, causando manchas e incluso quemaduras.

2. Has estado comiendo alimentos picantes. Los alimentos picantes a menudo contienen tomate y pimientos, que contienen ácido licopeno, este puede ser irritante para algunas personas, desequilibrando los niveles de pH de la piel y desencadenando brotes de acné. Sin embargo, no son simplemente los alimentos picantes los que pueden irritar la piel. Algunas personas tienen una aversión a los productos lácteos, pan, u otros tipos de alimentos – cómo tu piel reacciona a lo que comes también depende de tu maquillaje.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Deja de comer alimentos picantes (o lo que sea que hayas estado comiendo un montón y piensas que podría estar causando tu acné – si tu piel está siendo irritada por cierto ingrediente, reconocerás diminutos puntos blancos o incluso manchas en un patrón de erupción cutánea alrededor de tu mentón o boca) durante un mes para ver si esa es la causa del problema.

3. Estás utilizando productos que contienen ingredientes que obstruyen los poros. El aceite mineral es un agente hidratante super-pesado ​​que se encuentra en algunas lociones, pero también se sabe que obstruye los poros y causa acné. De hecho, esta es una de las más frecuentes causas de acné en la cara. Las siliconas para la piel y cosméticos son también otro ingrediente en la lista a tener en cuenta que pueden obstruir los poros.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Asegúrate de que todos los productos de cuidado de la piel que estás utilizando digan “no comedogénicos”, lo que significa que el maquillaje o el producto ha sido formulado específicamente para no obstruir los poros. Dicho esto, incluso si el producto es “no comedogénico”, si lo estás usando de forma continua y tus brotes siguen empeorando, arregla una cita con tu dermatólogo, ya que podrías ser alérgica a un ingrediente en el producto que está causando tu acné.

Causas del acne

Causas del acne

4. Te estás excediendo en tratamientos localizados. El uso excesivo de ácido salicílico tópico, peróxido de benzoilo, azufre o tratamientos de venta libre pueden secar tu piel, haciendo que produzcas más aceite y, posiblemente imperfecciones. Estos ingredientes pueden realmente hacer que la apariencia de tus granos empeore, ya que los ingredientes activos pueden quemar un poco la capa superior de la piel si se utilizan con demasiada frecuencia, lo que hace que las espinillas se vean aún más rojas y más difíciles de ocultar.

Lo que puedes hacer de manera diferente: en lugar de rociar tus espinillas con un tratamiento localizado, aplica una pequeña cantidad de crema o loción de hidrocortisona de venta libre, como Aveeno Crema contra la picazón, dos o tres veces durante el día para acabar con la inflamación y el enrojecimiento. Entonces ocúltalo simplemente cubriéndolo con un corrector que tenga ingredientes antibacterianos para mantener el tratamiento libre de bacterias y tu cara limpia.

5. Tus productos para el cabello están causando tu acné. Los sulfatos (productos de limpieza), agentes hidratantes pesados, y siliconas que contienen tus champús, acondicionadores, y estilizadores pueden filtrarse en los poros, obstruyéndolos y provocando acné en la espalda y pecho o espinillas molestas a lo largo de la línea del cabello.

Lo que puedes hacer de otra manera: Cuando lavas y acondicionas tu cabello en la ducha, inclina la cabeza hacia el lado para mantener los residuos del producto lejos de la cara, pecho y espalda a medida que lo enjuagas con cierta distancia. Y asegúrate de lavarte la cara una última vez antes de salir de la ducha para asegurarte de que no dejas ningún producto sobre la piel que podría provocar un brote de acné.

6. Fumas. Cada vez que enciendes un cigarrillo, disminuyes la cantidad de oxígeno que va a tu rostro. Esto no sólo te predispone al cáncer, y provoca la descomposición del colágeno y la elastina, lo que causa arrugas y aumento de tamaño de poros, sino que los carcinógenos en el humo también irritan la piel y la resecan, lo que provoca que la piel produzca más aceite y posiblemente más acné.

Lo que puedes hacer de otra manera: No fumar. Es tan simple como eso. Vas a vivir más tiempo y tener la piel limpia.

7. Estás restregando la piel demasiado fuerte. Una gran cantidad de personas con acné creen que cuanto más se froten la piel con una toalla, con exfoliantes rugosos o incluso con cepillos de limpieza, más suave su piel será, pero en realidad, el problema, inevitablemente, sólo empeora.

Lo que puedes hacer de manera diferente: lava e hidrata tu cara con un sistema suave pero eficaz (limpiador, tónico, humectante) que contenga ingredientes para el desbloqueo de poros, como los alfa hidroxiácidos, y ácidos glicólico y láctico. De esa manera mantienes el fregado a un mínimo.

8. No puedes dejar de presionar tus espinillas. Es tentador en el momento, pero nunca es una buena idea jugar al dermatólogo, porque es imposible tocar las espinillas y no dejar una marca roja que podría convertirse en una cicatriz. Peor aún, cuando intentas quitar el aceite o pus de tus poros, corres el riesgo de empujar las bacterias más profundamente o extenderlas alrededor y debajo de la piel, multiplicando tus granos.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Comprométete a no tocar tu cara por razones innecesarias, ya que puedes transferir bacterias sobre la piel de esa manera. No tocarse la cara funciona de maravilla para tu tez y permite que tus granos se curen por sí solos dejando la piel sin cicatriz.

Causas del acne

Causas del acne

9. No estás liberando la tensión acumulada correctamente. El estrés causa acné y el acné causa más estrés, por lo que es un ciclo muy vicioso. Básicamente, cuando se está bajo presión, la piel produce las hormonas del estrés, como el cortisol, que pueden estimular las glándulas de aceite que producen testosterona, lo que luego aumenta la producción de aceite y obstruye los poros.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Ejercitar regularmente, meditar, tomar tiempo de tu apretada agenda para concentrarte en ti misma – todas estas cosas te ayudarán a liberar el estrés, por lo que tu cuerpo no continuará liberando las hormonas que sólo van a dañar tu piel.

10. Estás utilizando el detergente equivocado. Algunos productos químicos en los detergentes pueden ser demasiado fuertes para la piel, y una vez que te cambias de ropa o te acuestas sobre una almohada, tu piel podría reaccionar con el residuo que queda en el tejido, dando lugar a brotes de acné en la cara, espalda, nalgas, pecho, etc.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Elige un detergente que sea libre de fragancias y colorantes y aprobado por dermatólogos para la piel sensible.

11. Estás usando una gran cantidad de sombreros o constantemente tocándote la cara. Cualquier cosa que pueda atrapar el sudor y las bacterias sobre la piel y obstruir los poros, como el borde de un sombrero apretado, puede causar acné. Además, tocarse la cara o descansar el mentón en la mano mientras estás sentada en tu escritorio puede transferir bacterias de tu mano a la cara y provocar manchas.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Sí, los sombreros están de moda, pero ajusta tu estilo y ve sin llevar uno durante algún tiempo para ver si esa es la raíz de tu problema de espinillas. Además, mantén las manos lejos de tu cara. En serio, es muy fácil de hacer.

12. No estás lavando tu cara / cuerpo después de hacer ejercicio. Saltarse la ducha justo después de hacer ejercicio o no lavarse la cara, hace que el maquillaje, la suciedad, las bacterias y el aceite que ya estaba en tu piel se mezcle con el sudor – todos los cuales encuentran una casa bonita en tus poros, acomodándose en tu piel para causar brotes de acné.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Límpiate la cara, el pecho y la espalda antes de hacer ejercicio con toallitas faciales para quitar el maquillaje. Luego, incluso si no tienes tiempo para ducharte inmediatamente después del gimnasio, utiliza otra toallita para limpiar el sudor y las bacterias de la piel y así minimizar la posibilidad de nuevos granos.

13. Eres una amante del sol. Es probable que ya seas consciente de que tumbarse al sol y abusar de las camas de bronceado provoca cáncer de piel, pero si eso todavía no te ha impedido ir a la playa sin protector solar o el equipo de protección adecuado (también conocido como sombrero para el sol), tal vez esto te haga cambiar de opinión. Contrariamente a la creencia popular, el sol no curará tu acné, en realidad lo hará peor. Lo que suele parecer es que, mientras tu cara se pone roja del sol, hace que cualquier brote de acné se mezcle en el color dando la apariencia de una piel más clara. Pero lo que realmente está sucediendo es que el sol causa que tu piel se seque y desencadena una mayor producción de aceite, que puede conducir a más acné.

Lo que puedes hacer de manera diferente: Para empezar, deja de ir a las camas de bronceado. Punto. Y si estás al sol, asegúrate de untarte con dióxido de titanio o un protector solar a base de zinc (estos son protectores solares naturales y sus fórmulas generalmente contienen menos sustancias químicas, por lo que no te van a causar más espinillas), y lleva siempre un sombrero o gorra para proteger tu piel de los rayos solares.

Video: ¿Cuáles son las principales causas del acné?

Aquí concluye este artículo sobre las causas del acné juvenil y adulto. Comparte con tus contactos para difundir la salud y los cuidados de la piel. Síguenos en las redes sociales y sigue navegando esta web para aprender más sobre acné y espinillas.

Acne-y-espinillas

Añadir comentario