Acné Papuloso: Qué Significa Y Qué Tratamiento Seguir

El Acné papuloso es un problema de la piel que causa frustración y a menudo resulta embarazoso. El acné es una de las enfermedades más comunes y se produce en un 75% a 100% de la población en algún momento de sus vidas. La forma más común de acné se llama acné vulgar, que generalmente aparece como lesiones en la piel y puede conducir a infección, cicatrices permanentes, y la angustia, incluso emocional y psicológica.

Acne papuloso

Acne papuloso

El tratamiento del acné papuloso es un poco diferente a la de otras lesiones de acné, y debido a su naturaleza tiene algunos enfoques básicos. Hoy veremos la definición científica y los tratamientos que pueden frenar la aparición de pápulas y pústulas.

Acne papuloso: Definición

El acné tiene muchas formas, incluyendo el acné papuloso, una versión inflamatoria que se forma alrededor de los folículos pilosos y produce pequeñas protuberancias rojas en la piel. Aunque las causas exactas del acné papuloso varían, existen varios tratamientos para mitigar la condición.

Identificación del acné papuloso


Los dermatólogos lo llaman acné papuloso debido a la presencia de pápulas o pequeñas protuberancias rojas que miden entre 0,5 centímetros y 1,5 centímetros de diámetro. Técnicamente, una pápula es un comedón inflamado, frente a la lesión del acné. Algunas personas están genéticamente predispuestas a tener pápulas. Las pápulas se elevan por encima de la piel, con la inflamación contenida dándole un color rojo y haciendo la lesión áspera al tacto. Las pápulas pueden aparecer solas o en grupos.

Diferencia entre pápulas y pústulas

Pápulas

Las pápulas son una forma de acné que aparece como pequeñas protuberancias en la cara. Estas no revelan poros visibles como puntos negros, y tampoco son puntos blancos. En lugar de ello, están cerradas, son de color rojo y rodeadas de piel inflamada.

Pústulas

Cuando sufres de espinillas en la cara, normalmente se trata de pústulas. Las pústulas son consideradas como una forma moderada de acné que se presenta en forma de granos de tamaño medio en la cara. Estas protuberancias tienen un punto notablemente más blanco o amarillo en el centro y están rodeadas por la inflamación.

Causas del acné papuloso

Estas formas de acné papuloso ocurren cuando se rompe una pared folicular y las células blancas de la sangre se precipitan para enfrentar las bacterias, lo que lleva a la inflamación. La sobreproducción de sebo, una sustancia aceitosa fabricada para lubricar el cabello y la piel, o un exceso de células muertas de la piel pueden obstruir los folículos pilosos y provocar acné papuloso. Según la Clínica Mayo, la investigación médica no indica que los alimentos grasos, chocolate u otros factores desencadenantes dietéticos sospechosos jueguen ningún papel en la formación del acné. Sin embargo, las hormonas, la herencia, bacterias, ciertos medicamentos e incluso ciertas ropas sobre la piel pueden ser responsables del aumento de la producción de sebo.

Lee también: Causas Del Acné: Los Culpables Definitivos De Tu Acné

Ubicación

El acné papuloso se puede formar en cualquier parte del cuerpo, pero es más frecuente en la cara y la espalda. La cara tiende a producir un exceso de aceite, lo que produce la obstrucción de los folículos. Del mismo modo, las superficies de la piel que no reciben suficiente aire, como la espalda, tienen un mayor riesgo de obstrucciones de folículos debido al sudor y la acumulación de células muertas.

Tratamiento del acné papuloso

Acne papuloso

Acne papuloso

Este tipo de acné se puede tratar con cremas de venta libre y lociones tópicas, medicamentos, antibióticos, láser terapia de luz o procedimientos cosméticos, tales como los peelings químicos y la microdermoabrasión. Todos los tratamientos tópicos para el acné buscan matar a las bacterias, secar el exceso de grasa y eliminar las células muertas de la piel, reduciendo así el riesgo de obstrucción de los folículos. Para los casos más severos de acné papuloso, pueden ser necesarios antibióticos para eliminar las bacterias y luchar contra la inflamación.

No apretar!

Los dermatólogos recomiendan no apretar las lesiones de acné, pero sobre todo en el caso de las pápulas, ya que exprimirlos no hará ningún bien. Las pápulas no suelen tener pus o material en su interior; la protuberancia es causada por la inflamación, y apretar la pápula puede dar lugar a daños a la piel y cicatrices. Aplicar compresas calientes sobre las pápulas puede ayudar a calmar la inflamación.

Desarrollar un régimen de cuidado de la piel diario

El tratamiento del acné vulgar así como el acné papuloso comienza con la prevención: el buen cuidado de la piel. Si cuidas tu piel, reduces la posibilidad de desarrollar pápulas, y ayudas a mejorar las que ya tienes. Comienza con un producto de limpieza, especialmente uno que incluya peróxido de benzoilo u otro medicamento tópico para el acné.

Lávate la cara con las manos solamente, utilizar una toalla puede empeorar el acné, ya que las bacterias permanecen en la toalla.

Sigue con un tónico astringente y una crema hidratante ligera, aunque si tu piel es grasa puedes evitar la crema hidratante en tus zonas más aceitosas.

Puedes seguir con un tratamiento localizado que incluya peróxido de benzoilo o ácido salicílico, pero si notas sequedad o irritación, debes reducir la concentración de peróxido de benzoilo y aumentar el uso de crema hidratante.

Usa protector solar. La investigación ha demostrado que la reducción de la exposición al sol también puede reducir la inflamación.

Tratamientos cientificos para el acné papuloso

Acne papuloso

Acne papuloso

Si el régimen de tratamiento caser para el acné papuloso no produce los resultados deseados, consulta a un dermatólogo, que puede prescribir un antibiótico tópico como la eritromicina o clindamicina, o tal vez orales como la tetraciclina o minociclina. También puede prescribir tratamiento con retinoides en forma de tretinoína (Retin-A). Los dermatólogos y esteticistas rara vez utilizan tratamientos físicos tales como la extracción de pápulas, ya que este tipo de interferencia puede aumentar la inflamación y resultar en folículos colapsados, lo cual a su vez puede convertirse en nódulos o quistes.

El tratamiento del acné papuloso, con el tiempo, por lo general produce los resultados deseados: eliminación o reducción de las lesiones de acné. Al ser paciente y dedicado con el cuidado de la piel mediante el uso de un limpiador, crema hidratante, y tratamiento tópico para el acné incluyendo el peróxido de benzoilo, debes ser capaz de decir adiós para siempre a las pápulas.

Lee también: 14 Remedios Caseros Para Las Espinillas (Rápidos y Seguros)

Consideraciones

El lavado excesivo o fregar demasiado la piel puede provocar daños y estimular la producción de aceite, lo que solamente conduce a más folículos obstruidos. Es importante evitar posibles irritantes de la piel, tales como cosméticos grasosos y protectores solares, y mantener las manos, el pelo, teléfonos y ropa lejos de la cara. Por último, no tocar o exprimir el acné papuloso, ya que puede conducir a infecciones y cicatrices permanentes. Si tu acné no responde a los remedios naturales o de venta libre, busca ayuda profesional de un dermatólogo antes de intentar tocar las pápulas.

Las pápulas son un tipo de lesión de acné que es el resultado de los folículos pilosos inflamados. el tratamiento del acné vulgaris por pápulas implica un régimen de cuidado de la piel, el uso de los productos adecuados, y la prevención.

Aquí concluye este artículo informativo sobre el acné papuloso. Sigue navegando esta web para aprender más sobre acné y espinillas.

Acne-y-espinillas

Añadir comentario