Tratamiento Para Las Espinillas: Qué Hacer y Qué No

Tratamiento para las espinillas. Despertarte en la mañana para descubrir que tienes un grano fresco en el centro de la frente puede arruinar tu día por completo. Mucho peor que empezar el día con el pie izquierdo. Y, por desgracia, los que tienen la piel seca o normal no son inmunes a tener erupciones de vez en cuando.

Tratamiento para las espinillas

Tratamiento para las espinillas

De hecho, en realidad podría ser más impactante el despertar con una espinilla cuando no estás al tanto del cuidado preventivo y del uso regular de productos para el acné. En este artículo veremos cuál es el mejor tratamiento para las espinillas, con recomendaciones, trucos caseros, y lo que nunca debes hacer.

De acuerdo con la Academia Americana de Dermatología, el acné es la enfermedad más común de la piel, este afecta a más de 50 millones de estadounidenses y casi el 85 por ciento de las personas lo experimentan en algún momento de sus vidas. Y no, acné no siempre significa espinillas y quistes crónicos. “Las erupciones pueden ocurrir en cualquier tipo de piel”, señala Eric S. Schweiger, dermatólogo y fundador del Centro de Tratamiento del acné Schweiger Dermatología. “Especialmente en tiempos de fluctuación hormonal, como eventos relacionados con el estrés y la menstruación”, añade.

Entonces, ¿qué se supone que debes hacer cuando una gran espinilla comienza su camino hacia la superficie? Ahí es donde debes comenzar con tratamientos localizados.

Tratamiento para las espinillas: Qué debes hacer

“La mayoría de los tratamientos para las espinillas contienen una cantidad más concentrada de ingredientes activos que un producto diseñado para su uso en toda la cara”, explica el Dr. Schweiger. Esto significa que son capaces de atacar de forma más potente ya sea a una espinilla existente o a una que está burbujeando bajo la superficie. Scheweiger sugiere el uso de un tratamiento para las espinillas localizado tan pronto como se sienta que está por aparecer. “Es en ese momento cuando son más eficaces”, añade. Cuando se trata de elegir el producto adecuado, debes considerar los diferentes tipos de tratamientos localizados y saber lo que hacen. La mayoría de los productos que encontrarás incluyen uno de tres ingredientes principales: ácido salicílico, peróxido de benzoilo o azufre.

El peróxido de benzoilo trabaja al descomponerse en ácido benzoico y oxígeno cuando toca la piel, explica Schweiger. El oxígeno ayuda a matar las bacterias del acné, y el ácido benzoico actúa como un exfoliante profundo, se deshace de la piel muerta y del sebo que está incorporado en el interior de los poros. Es eficaz, pero muy poderoso, por la piel puede volverse dura y reseca si se utiliza en exceso.

El ácido salicílico, por otro lado, no mata a las bacterias del acné. Es un exfoliante eficaz, llamado un betahidroxiácido, que destapa los poros. “Se trata de una sustancia exfoliante muy eficaz, así como un anti-inflamatorio, por lo que suaviza la piel”, añade Schweiger. Reducir la inflamación y quitar la suciedad de los poros ayuda en el tratamiento de las espinillas de una manera más suave que el peróxido de benzoilo.

El azufre es un gran ingrediente contra las espinillas también. “Tiene efectos tanto antibacterianos como antiinflamatorios, lo que lo hace diferente de otros ingredientes contra el acné”, dice Schweiger. También ayuda a eliminar las células muertas de la piel de los poros, y es sumamente efectivo para secar un grano durante la noche! Schweiger también nos dice que es mejor tolerado por la piel sensible que las otras dos opciones.

Con cualquier tratamiento localizado, es importante aplicarlo directamente sobre la piel limpia antes de cualquier maquillaje o crema hidratante para obtener los mayores beneficios. Si es posible, se recomienda aplicar durante todo el día así. Si la piel comienza a sentirse un poco seca o irritada, disminuir el número de veces que se aplican.

Los tratamientos localizados pueden hacer maravillas en la mayoría de los granos, pero cuando se trata de manchas quísticas, no van a hacer mucho efecto. Si tienes un grano que nunca llega a convertirse en un punto en blanco y sólo se queda debajo de la piel, lo más probable es que se trate de una mancha quística. Por lo general, se encuentran alrededor de la barbilla y la mandíbula, y tratar de hacerlas explotar sólo va a producir cicatrización y decoloración. “Es importante recordar que los quistes son como los submarinos; están destinados a permanecer bajo la piel”, dice Renée Rouleau, famoso esteticista. Con el tiempo deben desaparecer por su propia cuenta, o bien, un dermatólogo puede inyectar la espinilla con cortisona para tratarla. Así, se disuelven las células que obstruyen los poros y las bacterias y disminuye la inflamación.

Tratamiento para las espinillas: Lo que no debes hacer

Tratamiento para las espinillas

Tratamiento para las espinillas

Error N°1: No realizar el tratamiento del acné durante suficiente tiempo

La piel reacciona lentamente al tratamiento para las espinillas. Incluso si el acné llegó rápido, requiere de cierto tiempo para sanar. Para eso se necesita por lo general entre 6 y 12 semanas, dice la doctora Barbara R. Reed, profesora de dermatología clínica en la Universidad de Colorado en Denver. Ella sugiere a sus pacientes probar cada producto durante 1 mes y luego seguir utilizándolo si notan mejoras.

En algunos casos, tu piel podría sentirse un poco irritada en el primer par de semanas de tratamiento. Lo que pasa es que las espinillas no son infecciones, sino inflamaciones. Es probable que incluso empeore antes de mejorar.

Error N°2: Intentar con demasiados productos a la vez

La gente suele superponer los productos cuando no obtiene buenos resultados en los primeros días de tratamiento, dice Reed.

“Lo que sucede entonces es que comienzan probando diferentes productos, abandonándolos muy rápidamente si no ven resultados en un día o dos. También agregan un producto sobre otro. A veces, tantos productos pueden causar irritación de la piel y empeorar la situación” dice ella.

Cuando haces el tratamiento para las espinillas por tu cuenta, accidentalmente puede que tu piel sufra de estrés. Esto puede hacer que las lesiones de acné se pongan más grandes, más probabilidades de pigmentarse, y terminar con manchas y cicatrices.

Error N°3: Exceso de fregado o exceso de limpieza de la piel

Tratamiento para las espinillas

Tratamiento para las espinillas

Frotarse la piel para limpiarla en realidad empeora el acné, ya que puede comprometer la barrera protectora de la piel y aumentar la irritación. En su lugar, lavar suavemente con un limpiador no irritante, de pH balanceado para disminuir la inflamación. También es importante lavar bien el limpiador de tu cara después, ya que el residuo puede ser irritante.

“El acné no es causado por la suciedad”, dice Reed. “Muchas personas tienden a sobre-lavar y fregar en exceso cuando sufren de espinillas. Como uno de mis maestros solían decir, ‘Si el acné fuera culpa de la suciedad, lo tendrías en tus pies!’ “

Error N°4: Elegir los productos equivocados para la piel propensa al acné

Limpiadores abrasivos, pastillas de jabón alcalino, y productos a base de alcohol pueden empeorar el acné. Reed aconseja a los pacientes buscar productos “no comedogénicos” o “para piel propensa al acné”. Los productos no comedogénicos no contienen ingredientes que obstruyen los poros en las personas con piel propensa al acné. Este es un factor vital en el tratamiento para las espinillas.

Ciertos ingredientes que se encuentran en productos como cosméticos, protectores solares y cremas hidratantes son propensos a obstruir los poros. Estos incluyen palmitato de isopropilo, miristato de isopropilo, estearato de butilo, neopentanoato de isoestearilo, estearato de isocetilo, manteca de cacao y lanolina acetilada. Los productos que contienen aceite pueden obstruir los poros y dar lugar a brotes de acné.

Error N°5: Hacer estallar y exprimir las espinillas

Tocar y hacer estallar las espinillas prolonga el tiempo de cicatrización y aumenta el riesgo de cicatrices. El material infectado puede extenderse más sobre la piel, dando lugar a más inflamación y enrojecimiento.

“La gente tiende a observar mucho las lesiones. Las examinan muy de cerca varias veces al día y comienzan a imaginar que hay algo que pueden poner sobre la lesión o quitar de la lesión. Así es que la tocan y la lesión empeora”, dice Reed.

Error N°6: Esperar demasiado tiempo para ver a un dermatólogo

La hora de hacer una cita con el doctor es una vez que el acné comienza a hacer estragos en la autoestima, se vuelve doloroso, provoca cicatrización, o si los productos de venta libre no están ayudando.

Los dermatólogos tienen más herramientas para el tratamiento de las espinillas y pueden prescribir concentraciones más fuertes de medicamentos de venta libre y antibióticos orales. También ofrecen la terapia de luz y láser y peelings químicos. Sin embargo, estos tratamientos no son probablemente necesarios para tratar el acné de cualquier paciente.

Los dermatólogos pueden dar medicamentos de venta con receta que se adaptan al tipo de acné que una persona tiene y también a su tipo de piel, dice Reed.

También es posible que una persona tenga rosácea, que por lo general requiere un tratamiento diferente al del acné. La rosácea es una enfermedad a largo plazo que causa enrojecimiento de la piel y espinillas.

Error N°7: Exceso de uso o no suficiente uso de una medicación prescrita para el acné

Tratamiento de las espinillas

Tratamiento de las espinillas

Reed dice que hace hincapié en que los pacientes a usen el medicamento según las instrucciones. El exceso de uso no suele ayudar a mejorar el acné. Puede causar más enrojecimiento y sequedad.

No atenerse a un régimen también retrasa las posibles mejoras. La mitad de la batalla es insistencia. Muchas personas dejan de usar el medicamento porque pierden la motivación después de las primeras 2 semanas. No debes esperar resultados de la noche a la mañana.

“Es necesario aplicar los productos a toda la zona afectada, en lugar de tratar las espinillas una por una. Con un tratamiento muy puntual no se ha aborda la zona próxima a la misma, donde otro grano podría surgir”.

Error N°8: Detener el uso de la medicación una vez que el acné mejora

Lo mejor es disminuir el uso de medicamentos de a poco usando cada vez menos. Por ejemplo, si has estado usándolo dos veces al día, pasa a una vez al día durante un tiempo, luego una vez cada dos días, luego dos veces a la semana, y luego lo detienes. A menudo el acné toma de 4 a 6 semanas para volver, al igual que te llevó la misma cantidad de tiempo para que mejore, dice Reed.

Para mantener la piel libre de imperfecciones, la mayoría de la gente necesita continuar con el uso de al menos un producto para el acné. Es posible reducir el uso a unas pocas veces a la semana, si estás usando un medicamento de venta libre.

Aquí concluyen nuestras recomendaciones en el tratamiento para las espinillas. Sigue navegando esta web para aprender más sobre el acné, y comparte el conocimiento con tus contactos.

Acne-y-espinillas

Añadir comentario