Antibióticos Para El Acné: Tratamiento Farmacológico

Lo primero que te manda el médico para tratar las espinillas es un antibiótico contra el acné, pero las bacterias del acné han desarrollado resistencia a muchos tratamientos antibióticos por lo que los medicamentos antiguos ya no funcionan, y el riesgo de complicaciones en tratamientos antibióticos es serio. Aun así, los antibióticos pueden tener un papel importante en la desaparición del acné en algunas personas si se usan correctamente. Este artículo te dirá lo que necesitas saber sobre los antibióticos contra el acné que funcionan de verdad.

Antibióticos para el Acné

Antibióticos para el acné y espinillas

Antibióticos para el acné y espinillas

Resumen

  • Los antibióticos hacen que el mecanismo metabólico de las bacterias deje de funcionar. Algunos antibióticos ponen fin al acné por contacto, pero otros simplemente les deja inactivos.
  • Los antibióticos se pueden tomar tanto en pastillas, vía oral, o en geles, lociones, cremas y sérums que te echas en la cara.
  • El antibiótico que usaste hace 10 años puede que ya no sea efectivo, ya que la bacteria del acné desarrolla resistencia antibiótica.
  • Médicos americanos suelen recetar ciertos antibióticos contra el acné a cualquier persona mayor de 8 años mientras que médicos europeos y canadienses no recetan a nadie menor de 22, debido a la posibilidad de manchas en los dientes.
  • Algunos antibióticos pueden causar sensibilidad al sol en usuarios que tengan la piel morena, oscura o asiática. La exposición al sol sin protección solar puede provocar manchas permanentes en la piel incluso cuando el acné se cura.
  • Los antibióticos para el acné pueden causar también sensibilidad y manchas oscuras en mujeres que toman la píldora anticonceptiva.

Antibióticos para las Espinillas y las Bacterias del Acné

Las bacterias del acné son un componente normal en una piel sana. En una cantidad reducida, estas bacterias evitan que se acumule demasiada grasa (sebo) en los poros. Las bacterias se alimentan de lípidos de cadena larga en sebos, usando parte de la grasa como alimento, y liberando ácidos grasos esenciales n-3 saludables para la piel como consecuencia. Estas grasas reducen la inflamación de la piel, pero incrementan la inflamación de la bacteria. Tan pronto como la bacteria termina de ingerir el exceso de sebo, estas consecuencias saludables para la piel hacen que dejen de funcionar y entren en un ciclo de hibernación. De hecho, una cantidad pequeña de bacterias del acné es bueno para la piel.

El problema con la bacteria del acné ocurre cuando quedan atrapados en un poro debajo del cutis graso ahora endurecido. Cuando no se lava bien la cara, o cuando hay cambios hormonales, la piel se estira, o cuando la piel produce grasa extra para tratar con el estrés o la inflamación, las bacterias del acné pueden quedar atrapadas en la piel. Estas bacterias emiten químicos que les dejan salir, haciendo que la piel de alrededor sea más sensible al sistema inmunitario. De hecho, es el sistema inmunitario el que causa rojeces, irritación, inflamación y el picor de las espinillas, no la bacteria. Pero matando a la bacteria, se para el proceso que mantiene al sistema inmunitario en alerta roja.

Los antibióticos matan las bacterias interfiriendo en su habilidad para crear proteínas. Algunos de los antibióticos antiguos para el acné como la tetraciclina eran bactericidas, es decir, que mataban las bacterias en contacto. Algunos de los antibióticos más recientes para el acné, como la Azitromicina, son bacteriostáticos, es decir, fuerzan a las bacterias a la hibernación. El problema con cualquier tratamiento bacteriano es que algunas zonas infectadas con las bacterias del acné son propensas a tener la habilidad de resistirse. Esta habilidad pasa a sus descendentes, y pueden también intercambiar material genético con bacterias cercanas para hacerlas resistentes también. Los antibióticos normalmente no producen un gran efecto en esta zona de resistencia antibiótica.

Antibioticos para el acne

Antibioticos para el acné

Si la mayoría de tus imperfecciones tienen forma de puntos negros y granos, entonces los antibióticos probablemente no sean necesarios y no harán mucho, si es que hacen algo. Usa un tratamiento tópico que destape los poros. Si existe una mezcla de granos, puntos negros y espinillas inflamadas, puede recomendarse una combinación de antibióticos y tratamiento tópico como el peróxido de benzoilo. Un kit completo que combate el acné desde todos los ángulos, como el Exposed Skin Care, puede ser también una opción más barata y fácil.

Reduciendo el Riesgo de Resistencia Antibiótica

Si te recetan antibióticos orales, probablemente tu médico empiece con una dosis alta e irá disminuyendo la dosis con el tiempo. También querrá ir disminuyéndolos cuando tu piel empiece a mejorar o si nota que no hay mejoría y no van a funcionar. Esto normalmente sucede cuando han pasado unos meses dentro del tratamiento. Disminuyéndolos, reduces el riesgo de resistencia antibiótica no usándolos más de lo que necesitas o durante grandes periodos de tiempo.

Tu médico probablemente te comendará también el uso de medicamentos tópicos. Las investigaciones demuestran que el uso de peróxido de benzoilo, junto con antibióticos orales, puede también disminuir el riesgo de resistencia.

Antibióticos para el Acné que Funcionan y Antibióticos que No

Los antibióticos contra el acné se ofrecen tanto en forma de pastillas como en lociones y cremas. Algunas de las opciones para tratar el acné con antibióticos son:

  • Sustancias que matan la bacteria del acné inflamándola, como el peróxido de benzoilo, aceite de clavos, y gluconato de clorhexidina. Las bacterias no desarrollan la resistencia a estos tratamientos, pero tampoco eliminan muchas bacterias.
  • La tetraciclina y antibióticos parecidos, como Sumycin. Estas sustancias se eliminan de la sangre en unas 12 horas. Muchas cepas de bacterias del acné son resistentes al Sumycin. Esta sustancia y otros antibióticos de tetraciclina pueden causar manchas en los dientes en usuarios de hasta 22 años.
  • La minociclina, vendida bajo el nombre comercial de Minacin y Dyancin (como muchas otras). Este antibiótico permanece en la sangre durante unas 48 horas. Se usa frecuentemente para tratar el acné que no ha respondido a otros antibióticos y es ideal para el acné pustuloso. También puede causar manchas en los dientes en usuarios de hasta 22 años.
  • La Doxiciclina, vendida con el nombre comercial de Vibramycin. Este antibiótico se usa más en Europa y Canadá porque no provoca manchas en los dientes. Lucha contra las bacterias del acné, pero no tiene efecto en el estafilococo, los microorganismos que pueden causar el pus de las espinillas con círculos amarillentos en el centro. Se usa más para el acné inflamado. También incrementa la sensibilidad al sol y puede incrementar la probabilidad de manchas en la piel después de que el acné haya desaparecido, especialmente en personas asiáticas.
  • El trimetoprima/sulfametoxazol, vendido con el nombre de Bactrim y Septra. Este producto no combate contra la resistencia de las bacterias del acné y puede causar machas en mujeres que usan este antibiótico y anticonceptivas orales.
  • El azitromicina (Zithromax) se ofrece cuando otros tratamientos no paran la resistencia de las bacterias. Otros antibióticos “fluoroquinolonas” como el ciprofloxacin (Cipro) y levofloxacin (Levaquin) pueden recetarse cuando hay múltiples infecciones en la piel. No bebas zumo de naranja o de pomelo, ni comas naranjas o pomelos, si tomas Cipro o Levaquin.
  • El erythromycin es un antibiótico que se ha usado durante años y puede ayudar a la eliminación del acné, pero no es el más efectivo (en gran parte debido a la resistencia de los antibióticos). Aun así, se recomienda con regularidad durante el embarazo o si estás amamantando. Es uno de los pocos que pueden ser tomados tanto por adultos como por niños y que no causa mancha en los dientes.
Antibioticos para las espinillas

Antibioticos para las espinillas

Si tienes piel morena, oscura o de tipo asiático, o si estás tomando la píldora, tendrás que usar un protector solar de factor 15 al menos para proteger la piel de manchas si estás tomando antibióticos.

Los antibióticos pueden también causar deficiencias de vitamina B del ácido fólico. Los norteamericanos consiguen la mayoría del ácido fólico de la harina de trigo fortificada, pero las personas del resto del mundo que toman antibióticos orales para el acné, pueden que necesiten tomar un suplemento que les proporcione al menos la ingesta diaria recomendada (disponible incluso en la Unión Europea).

Si has tenido alguna reacción a un antibiótico, deberías decírselo a tu médico. Aquellas personas que son susceptibles a malas reacciones y alergias pueden desarrollar erupciones en la piel al usar antibióticos orales. Mientras que una reacción alérgica al erythromycin o a la tetraciclina no son muy comunes, existen antibióticos que son conocidos por ser problemáticos. Más del 2% de los usuarios que toman cotrimoxazole y trimethorprim acaban siendo alérgicos a ellos.

No esperes que los antibióticos eliminen mágicamente tu acné en pocos días. Probablemente no notarás mejoría hasta dentro de al menos cuatro semanas, pero para poder ver una mejoría notable, tendrás que esperar fácilmente cuatro meses. Por tanto, no dejes de usarlo porque no veas que tu piel está mejorando a la primera o segunda semana del tratamiento. Una de las principales razones por la que los tratamientos no funcionan es porque el usuario piensa que no está funcionando y deja de usarlo.

Antibióticos Tópicos para el Acné

Los antibióticos tópicos más usados para trata el acné son la clindamicina y el erythromycin y frecuentemente se toman junto con el peróxido de benzoilo. Los antibióticos tópicos no provocan tantos efectos secundarios como lo hacen los antibióticos orales, pero aun así hay que tener precauciones. Aquí tienes algunas sugerencias prácticas para el tratamiento de antibióticos tópicos para el acné:

Los antibióticos en cremas y lociones normalmente irritan menos que los antibióticos en gel o sérums.

Los antibióticos no rompen granos o puntos negros. SI usas un antibiótico en gel, crema o loción, necesitas limpiar y exfoliar con regularidad la piel.

Las bacterias pueden desarrollar resistencia a los antibióticos en crema, lociones, geles y sérums. Estos medicamentos pueden dejar bacterias resistentes detrás. Ya que no compiten por el alimento, pueden crecer y causar una infección difícil de tratar en la piel, a menos que las mates también. Usar productos anti bacterias como el peróxido de bezoilo, gluconato de clorhexidina y/o aceite de clavos en tu piel puede matar estas pocas bacterias y mantener tu piel limpia.

Siempre es una buena idea hacer un test de prueba antes de aplicarte cualquier producto en la cara. Pon un poco de antibiótico o producto antibacteriano en el antebrazo y déjalo durante 8 horas. Si no produce irritación en tu brazo, probablemente sea seguro usar el producto en la cara.

Acne-y-espinillas

Añadir comentario